Antes de entrar a trabajar a nuestro laboratorio, lo que escuchamos son pájaros o el sonido de la lluvia. E incluso hay algunos de los ingredientes que necesitamos para nuestros cosméticos que se encuentran a pocos metros. Kun-Tu somos una empresa familiar, ubicada en un entorno rural y natural con el que coexistimos y que forma parte esencial de nuestra identidad.

¿La capitana del proyecto? Sandra Serrano, conocida por su sinceridad, su alegría, su superación… Comenzó a trabajar en el sector de la belleza y la cosmética hace ya más de 16 años. Sin parar de formarse, tuvo que  reformularse por una discapacidad. Desde entonces, vio desde el comienzo que su pasión era el uso de productos naturales. Por si esto fuera poco, es también capaz de ser madre de familia numerosa, lo cual hace mella en el aspecto de la piel… Totalmente volcada en inculcar también en sus hijos una filosofía de vida sana y respetuosa decidió dar el salto para compartir todos sus conocimientos sobre formulación libre de tóxicos e ingredientes naturales y dar vida a Kun-Tu.

“Dejemos huella en las personas, no en el planeta”

Desde Kun-Tu queremos decir que sí es posible hacer las cosas bien. Que respeto y eficacia pueden ir de la mano. Que miramos por el planeta. Que utilizamos materiales reciclables en todos nuestros envases. Y que estamos aquí para disfrutar de todo lo que la naturaleza nos da, respetándola y respetándonos.

Escribe tu comentario